Nuestra historia

Crear algo nuevo es la oportunidad de crear algo mejor

Todas las empresas tienen una historia

Y la nuestra empezó en 2011 cuando fundé Casal Mallorquí.

Como la mayoría de los negocios, el nuestro surgió también al detectar un vacío en el mercado.

Yo había trabajado durante años para una de las grandes inmobiliarias de la isla. Aquel aprendizaje me había convencido de que las cosas en el sector podían hacerse mucho mejor con el cliente. Y, sobre todo, había servido para darme cuenta de que había ciertos servicios que los clientes demandaban y que nadie podía cubrir.

Además de ofrecer los mismos servicios que cualquier inmobiliaria, queríamos ofrecer una alternativa a todos aquellos clientes que no encontraban nada en el mercado que cumpliese con sus expectativas.

Nos hicimos una pregunta:

“¿Qué necesitaba un cliente que no encontraba la casa de sus sueños y se atrevía a dar el paso de construir o reformar una nueva propiedad?”

De la respuesta nació la esencia de Casal Mallorquí.

Llegamos a la conclusión de que lo mejor para el cliente era contar con una única empresa que lo acompañase durante todo el proceso. Y así fue como nos convertimos en los primeros en la zona en ofrecer un servicio tan completo.

Como casi todos los inicios, los nuestros fueron humildes y complicados. Durante un año, nuestra oficina estuvo ubicada en una habitación de nuestra propia casa. Costó arrancar, pero siempre tuvimos fe en lo que hacíamos. Por eso, los resultados no tardaron en llegar: una pareja de Alemania del Este confió en nosotros para comprar su finca en Son Carrió. Poco después llegaron otros.

Al poco tiempo, aquella pareja alemana volvió a confiar en nosotros para una reforma. Se encontraron ya con una empresa consolidada como referente en el sector de la zona y, además, con una acogedora oficina para recibirles.

Desde ese momento, las recomendaciones de nuestros propios clientes y de nuestros colaboradores han sido siempre nuestra mejor publicidad.

¿Qué hay tras un nombre?

Nuestras raíces

Queríamos ser fieles a nuestras raíces. Nuestro nombre tenía que ser algo propiamente mallorquín que representase a esta tierra. Cuando dimos con “Casal Mallorquí” supimos enseguida que era el nuestro.
“Casal Mallorquí” representa lo que somos. Nos conecta de forma genuina con esta tierra y con su gente. Cuando los propietarios mallorquines escuchan nuestro nombre perciben enseguida la familiaridad de una palabra en su propia lengua. A partir de ahí, todo fluye con más naturalidad.

Colaboradores

NUESTRA OFICINA

Situada en pleno corazón de Manacor, en el este de la isla, nuestra oficina es un espacio acogedor y estimulante a partes iguales. Un espacio ideal en el que trabajar para darle forma y vida a su proyecto.

Carrer Lleó XIII, 11
07500 Manacor (Mallorca)

Este es el único paso que nosotros no podemos dar por usted.

Nunca ha sido tan fácil dar el primer paso hacia su sueño.

El momento es ahora. Contacte con nosotros.

Comparar listados

Comparar