¿Qué encontrará en este post?

 

DNI o NIE

Nota simple registral actualizada

Catastro

Tasa de residuos sólidos urbanos

Cédula de habitabilidad

Certificado de eficiencia energética

IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles)

Recibos de suministros

Certificado de inexistencia de infracción urbanística

Certificado de demarcación de costas

Licencia de obras

Plano del inmueble

La compraventa de una propiedad en Mallorca requiere una serie de trámites obligatorios, así como la presentación de ciertos documentos que deben ser presentados ante notario. Dependiendo de las comunidades autónomas los documentos exigidos pueden variar, pero a continuación le dejamos una lista con los más importantes:

 

DNI o NIE

El propietario de la propiedad deberá presentar el Documento Nacional de Identidad (DNI) o, en el caso de que sea extranjero, el NIE, para que se pueda verificar así la titularidad del mismo.

Nota simple registral actualizada

La nota simple registral contiene información sobre el inmueble. Indica a quién pertenece la vivienda, así como el modo de adquisición de la misma; el tipo de propiedad (solar, edificio, local, casa) y si se encuentra en terreno rústico o urbano. Además, se especifica la ubicación exacta del inmueble, así como los límites de la propiedad, la superficie total y todo aquello que esté registrado en dicha propiedad. Gracias a la nota simple registral se puede saber si la propiedad tiene alguna carga, hipoteca y/o limitaciones de uso. Dicha nota debe indicar que el inmueble está libre de cargas en el caso de que no existan deudas bancarias, y puede adquirirse solicitándose en el registro de la propiedad.

Catastro

 En el catastro podemos encontrar las características principales del inmueble: la representación gráfica, la localización, la superficie, el uso, la referencia catastral… En el caso de que el inmueble sea un terreno o una parcela, el catastro también nos proporciona información sobre la clase de aprovechamiento o el cultivo de este. No se trata de un documento obligatorio, aunque sí que es recomendable tenerlo. Puede adquirirlo cualquier persona física simplemente accediendo a la sede del catastro, y es gratuito. Hoy en día, la tramitación de inmuebles exige la actualización de datos para que la información del registro y del catastro coincida.

Tasa de residuos sólidos urbanos

Es el importe que hay que pagar por la recogida y gestión de los residuos sólidos urbanos. Cada ayuntamiento establece la tasa que considera oportuna y, por lo tanto, varía de ciudad a ciudad.

Cédula de habitabilidad

Este documento acredita que la propiedad, ya sea una vivienda o un local, dispone de las condiciones mínimas exigidas de higiene, así como de una estructura sólida para poder habitarlo. La cédula de habitabilidad es imprescindible para la contratación de cualquier servicio de suministro como puede ser agua, electricidad, gas, alcantarillado, telecomunicaciones, etc. Este documento también es necesario en el caso de que se quiera adquirir algún tipo de licencia para alquiler turístico. Las cédulas de habitabilidad caducan a los 10 años y se pueden conceder tres tipos:

  • Primera ocupación

 Cuando ha tenido lugar una nueva construcción, reforma o ampliación de la propiedad que afecte a más del 60 % del cambio de uso, distribución o consolidación.

  • Renovación

Una vez ha caducado la cédula anterior y no se ha dado ninguna circunstancia para solicitar una cédula de primera ocupación.

  • Carencia

Cuando no se dispone de ninguna cédula de habitabilidad y se puede acreditar que la propiedad ha sido construida antes del 1 de marzo de 1987 y que no ha sufrido ninguna alteración u obra desde dicha fecha que cumpla con los criterios para obtener una cédula de  “primera ocupación”.

Certificado de eficiencia energética

Desde el 1 de junio de 2013 es imprescindible presentar un certificado energético en el momento de la compraventa. Este certificado indica la calificación energética que tiene el inmueble. Es decir, informa sobre las emisiones de CO2 que se libran en la atmósfera, así como el consumo energético, el nivel de ahorro y la eficiencia energética en función de las dimensiones del inmueble. El nivel de ahorro y eficiencia se indica mediante una escala de colores y letras diferentes que van desde la “A”, que implica una mayor eficiencia, a la “G”, indicando la eficiencia más baja. Este certificado caduca a los 10 años desde la fecha de emisión.

IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles)

 Se debe presentar el último recibo o, en ocasiones, hasta los cinco últimos recibos del IBI. El IBI se trata de un impuesto que debe abonar anualmente el propietario de cualquier inmueble para gravar la titularidad de la propiedad.

Recibos de suministros

Se refiere a los recibos de agua, electricidad, gas, etc. Entre otros, el pago de estos recibos, juntamente con la nota simple registral y el IBI acreditan estar al día en los pagos de la vivienda.

Certificado de inexistencia de infracción urbanística

Este certificado indica si un inmueble tiene algún expediente de infracción urbanística a su cargo. Suele solicitarse únicamente en el caso de que el inmueble, o una parte de él, esté construido sin licencia de obras o si existen dudas sobre su legalidad.

Certificado de demarcación de costas

En el caso de que se trate de una propiedad que da al mar, deberá obtenerse el Certificado de Demarcación de Costas para determinar que el inmueble no invade el dominio público marítimo terrestre.

Licencia de obras

En el caso de que en la propiedad en venta sea una nueva construcción o, en el caso de que no lo sea, se haya hecho algún tipo de reforma, el propietario deberá presentar la licencia de obras. Se trata de un documento que atesta la autorización por parte del ayuntamiento para la realización de dichas obras.

Plano del inmueble

Aunque este documento no es en absoluto obligatorio, puede resultar muy útil para el futuro comprador en el caso de que quiera realizar algún tipo de reforma o modificación del inmueble.

En Casal Mallorquí, somos conscientes de que son muchos los documentos y trámites necesarios a la hora de vender una casa y, por este motivo, recomendamos tener ya preparada toda la documentación necesaria en el momento en que se quiera poner el inmueble a la venta.  Nosotros te ayudamos, guiamos y asesoramos durante todo el proceso para agilizar el proceso y asegurarnos de que se lleva a cabo con todas las garantías legales.