CASAS PASIVAS

Confort y sostenibilidad al más puro estilo mediterráneo

CONFORT AL CUADRADO

¿Por qué elegir una Casa Pasiva?

Hay quienes las eligen por ser el modelo de construcción más responsable con el planeta. Pero hay otra razón decisiva para que elija construir una Casa Pasiva en Mallorca: el confort con el que usted y los suyos vivirán en ella.

Porque es un hecho demostrado.

Las Casas Pasivas son mucho más confortables y cómodas que las casas construidas con métodos tradicionales.

Al fin y al cabo, eso es lo que todos buscamos en una casa para vivir con comodidad con nuestra familia, ¿verdad? Una casa acogedora donde disfrutar de cada estancia. Una casa en la que podamos caminar descalzos, cambiar de habitación o pasar junto a una ventana sin sentir cambios bruscos de temperatura.

CASAS PASIVAS

Le explicamos todo lo que quiere saber

¿Cómo es vivir en una Casa Pasiva?

¿Cómo transformará su vida una Casa Pasiva?

¿Cómo funciona una Casa Pasiva?

CONFORT TÉRMICO

¿Cómo es vivir en una Casa Pasiva?

El confort térmico es un factor determinante para todos cuando escogemos nuestro hogar. Y es, precisamente, la idea principal en la que se fundamenta el concepto de confort de una Casa Pasiva.

Vivir en una Casa Pasiva es disfrutar de un confort térmico excepcional en una casa que es cálida durante el invierno y fresca en verano.

Y, además:

Sin corrientes de aire

Sin zonas frías

Sin cambios bruscos de temperatura entre sus habitaciones

Sin ruidosos y costosos sistemas de calefacción y aire acondicionado

EL CONFORT
ES EL AUTÉNTICO LUJO

Descubra cómo es el día a día en una Casa Pasiva

Imagine vivir en una casa que mantiene una temperatura confortable durante todo el año con un consumo de energía casi nulo.

Una casa capaz de aprovechar la energía residual que desprenden un secador de pelo, un televisor, una bombilla o cualquier pequeño electrodoméstico para calentar unos grados toda la casa.

Un hogar que es capaz de aprovechar incluso el propio calor corporal de 4 de sus habitantes para calentar una habitación de 20 m².

¿Magia? No. Ciencia.

Sorpréndase de la comodidad que ofrece una Casa Pasiva. 

 Haga clic sobre los puntos y los habitantes de una Casa Pasiva le contarán algo interesante sobre ella.

UNA CASA QUE SE CALIENTA INCLUSO HACIENDO PALOMITAS

La ciencia al servicio del confort

El estándar de la Casa Pasiva representa la aplicación más efectiva de los principios de la física a la vivienda. Las miles de Casas Pasivas ya en uso en todo el mundo y el crecimiento exponencial de este estándar de construcción en la actualidad son una prueba irrefutable de su efectividad.

Aunque hay una prueba mucho más valiosa: la satisfacción de los habitantes de este tipo de casas y la reacción de quienes visitan una Casa Pasiva por primera vez. No cabe duda de que su comodidad no deja indiferente a nadie.

Este fue el caso de nuestros últimos clientes, un matrimonio alemán que, tras haber visitado durante un fin de semana a unos amigos en su recién estrenada Casa Pasiva en Alemania, nos describieron así su experiencia:

“La casa es extremadamente acogedora y tranquilaSin ruidos de fuera. Hay una sensación de calidad y de bienestar en todas partes. Podemos pasearnos por toda la casa y las habitaciones tienen la misma temperatura. No hace ni frío ni calor, la temperatura es simplemente perfectaEl suelo mantiene una temperatura muy agradable también, algo que no pasa en nuestra casa. Eso nos ha llamado mucho la atención. Nuestros amigos nos aseguraron que no habían necesitado encender ninguna de las estufas que trajeron de su antigua casa en todo lo que llevábamos de invierno. Nos pareció difícil de creer al principio. Pero hemos comprobado que es cierto. Nos han demostrado que la temperatura de la casa puede subirse con solo hacer palomitas o cocinar algo en el hornoQueremos lo mismo, solo que, en Mallorca”.

LA EXPERIENCIA

La inconfundible sensación Passivhaus

“Solamente puede entenderse la incomparable sensación de confort al vivir en una Passivhaus, si lo ha experimentado uno mismo”.

Günter Lang

Ingeniero, consultor internacional Passivhaus y director de Passivhaus Austria

UNA CASA QUE CUIDA DE SU SALUD

¿Cómo transformará su vida una Casa Pasiva?

Además de proporcionar un confort superior, las Casas Pasivas han sido diseñadas para beneficiar la salud y la economía de sus habitantes porque:

Reducen los catarros

Al evitarse las corrientes de aire y los cambios bruscos de temperatura entre las distintas zonas de la casa, la temperatura está mucho más controlada que en un hogar estándar y se mantiene una temperatura más homogénea incluso entre las distintas partes de cada habitación (paredes exteriores, interior y suelo). Por ello, también se reducen los molestos catarros y resfriados de toda la familia.

Mejoran el descanso

Sus gruesas paredes también contribuyen a un mayor aislamiento acústico. Las Casas Pasivas son casas silenciosas que evitan los ruidos exteriores causantes del estrés, el insomnio y la irritabilidad que pueden llegar a producir pérdidas de concentración, de productividad o afectar al estado de ánimo de los habitantes de las casas tradicionales. Por eso, descansará mejor en una Casa Pasiva y se sentirá más optimista y productivo.

Purifican el aire

El sistema de ventilación reemplaza los sistemas tradicionales de calefacción y refrigeración y garantiza la renovación constante del aire. Esto se consigue mediante la expulsión del CO2 generado por los habitantes de la casa y de la reducción del polvo, ácaros, polen y otras partículas prejudiciales mediante filtros. El resultado es un aire puro y limpio circulando por toda la casa que maximizará el confort para todos y, en especial, para aquellos miembros de la familia con alergias o problemas respiratorios.

Ahorran tiempo

Existe la posibilidad de reducir considerablemente los plazos de construcción de su Casa Pasiva si, en vez de construirla de forma tradicional, usted opta por una estructura y una capa térmica envolvente de madera que llegan a la obra ya finalizadas. Esta última opción es la preferida por nuestros clientes, ya que reduce el plazo de ejecución de la obra de 12-14 meses (que es el tiempo medio para la construcción de una casa construida con métodos convencionales) a un plazo muy inferior que oscila entre 6 y 8 meses.

Ahorran dinero

A largo plazo, una Casa Pasiva le ahorra dinero, pues consigue reducir en un 90 % las necesidades de calefacción y refrigeración. Por ejemplo, para una casa estándar de 200 m² el consumo normal sería de, aproximadamente, 3000 €/año. Sin embargo, ese consumo disminuiría hasta 300 €/año en una Casa Pasiva, lo que supone un ahorro de 2700 €/año en la factura de la luz.

Previenen las humedades

Las casas convencionales suelen tener humedades o presencia de hongos debido a una ventilación insuficiente o a la presencia de puentes térmicos. La estanqueidad de la estructura de las Casas Pasivas pone fin a los problemas de condensación y mantiene alejadas las temidas humedades. Además, mantiene la humedad de la casa en un nivel óptimo para proteger la salud de sus habitantes.

CASAS QUE AHORRAN TIEMPO

¿Siente curiosidad por ver cómo construimos una Casa Pasiva?

La mejor manera para entender por qué una Casa Pasiva se construye más rápido que una tradicional es viendo el siguiente vídeo sobre la construcción de nuestro proyecto en Cala Murada.

Reproducir vídeo

CASAL MALLORQUÍ

Construya con nosotros su Casa Pasiva

En Casal Mallorquí, somos expertos en la construcción de Casas Pasivas y Casas Pasivas certificadas por el Passsivhaus Institute.

Si quiere vivir en una casa saludable, sostenible y con un confort inmejorable, sin duda el modelo de Casa Pasiva es para usted.

El diseño y construcción de una Casa Pasiva requiere los conocimientos y la experiencia de profesionales especializados en este estándar ya que, en la mayoría de casos, sus objetivos, parámetros, cálculos, etc. son desconocidos por los arquitectos de casas convencionales.

De ahí la importancia de ponerse en manos de un experto certificado para construir adecuadamente la Casa Pasiva de sus sueños.

Si usted desea construir una casa que le permita cuidar a su familia a la vez que cuida del planeta le ayudaremos a conseguirlo.

NUESTRA VISIÓN

¿Por qué construimos Casas Pasivas?

Apostar por este tipo de construcción basado en el respeto hacia nuestro entorno es nuestra manera de mostrar que nuestro compromiso con el medioambiente va más allá de las simples palabras.

Queremos sentirnos orgullosos de haber aportado nuestro granito de arena a la preservación de este paraíso que es Mallorca. Y de saber que, al mismo tiempo, hemos beneficiado la salud y la economía de nuestros clientes.

¿Y si con ello pudiésemos abrir un camino e inspirar a otros constructores?

No podemos cambiar el pasado, pero estamos convencidos de que, entre todos, podemos cambiar el futuro de la construcción, el futuro de nuestro planeta y la calidad de vida de las personas.

Martijn van der Kam

Director de Casal Mallorquí

UN TERMO GIGANTE

¿Cómo funciona una Casa Pasiva?

Una Casa Pasiva es una casa que ha sido diseñada y construida de tal manera que apenas necesita energía para calentarse o para enfriarse.

En concreto, las Casas Pasivas utilizan un 90 % menos de energía que una casa convencional para alcanzar una temperatura confortable durante todo el año. Esto hace que los sistemas convencionales de calefacción y aire acondicionado que tanta energía consumen para funcionar sean innecesarios.

Una Casa Pasiva se calienta y enfría «pasivamente», utilizando un consumo casi nulo para ello.

En invierno, la casa aprovecha al máximo las condiciones del clima y hace un uso eficiente del sol, de las fuentes de calor internas y de la recuperación de calor realizada por su sistema de ventilación para calentarse y mantenerse a una temperatura nunca inferior a 20° C.

En verano, utiliza técnicas de enfriamiento pasivo como el uso estratégico de zonas de sombra o del enfriamiento previo del suministro de aire para mantenerse confortablemente fresca. Es así como se mantiene una temperatura inferior a los 25° C durante el verano, aunque en el exterior haga mucho más calor.

Un ejemplo sencillo para entender cómo funciona es mediante el símil entre una cafetera (casa tradicional) y un termo (Casa Pasiva).

Aunque el funcionamiento de una Casa Pasiva es más complejo que el de un termo, ambos se basan en el mismo principio básico.

La cafetera mantendrá nuestro café caliente solo mientras le sigamos aportando energía eléctrica.

En cambio, el termo conservará el café caliente sin necesidad de ninguna fuente activa de energía externa gracias a sus propiedades de hermeticidad y aislamiento térmico.

La Casa Pasiva utiliza un aislamiento de calidad superior, cerramientos de doble o triple cristal y marcos aislados para:

  • Retener el calor o el frío en el interior de la vivienda según nos convenga.
  • Evitar que se filtre sin control el aire del exterior (ya sea frío o caliente).

EL CLIMA COMO ALIADO

Orientación al sur y protección solar

Antes incluso de ser construida, cada casa es diseñada para aprovechar al máximo las condiciones climáticas y geográficas particulares de su ubicación.

La orientación de una Casa Pasiva y el diseño de las aperturas es decisiva en su equilibrio energético. Por este motivo, cuando construimos una Casa Pasiva buscamos la mejor orientación en el terreno, el comportamiento de los vientos, etc. Orientamos la casa de forma que los movimientos diarios y estacionales del sol nos beneficien para aumentar el confort interior y reducir el consumo de calefacción y refrigeración.

En los climas templados como el de Mallorca, existe una inclinación mayor de los rayos solares en invierno, y en cambio en verano los rayos caen prácticamente perpendiculares. Esto hace que la mejor orientación para una casa en el hemisferio norte sea la sur. Con todo esto en mente, diseñamos las fachadas con grandes aperturas y superficies de cristal hacia el sol para que actúen como captadoras de calor y radiadores naturales en invierno.

Esta orientación permite una mayor entrada de sol por las ventanas en invierno, cuando más necesario es para incrementar el confort en el interior.

En verano, podemos evitar el exceso de radiación solar diseñando zonas de sombra como porches, cornisas, toldos y pérgolas o contar incluso con la sombra de elementos vegetales como árboles o enredaderas.

Estas zonas de sombra (unidas a la utilización de la brisa externa) protegerán la casa de la radiación solar y mantendrán la casa fresca durante el verano.

LA MEJOR ENERGÍA ES LA QUE NO SE GASTA

Los 5 pilares de una Casa Pasiva

En nuestras construcciones seguimos rigurosamente los 5 principios básicos del estándar constructivo alemán para una Casa Pasiva:

La envolvente de la Casa Pasiva debe impedir el paso incontrolado de aire. Por eso, a la hora de construirla cuidamos su compactibilidad al detalle. Los sistemas de construcción que utilizamos favorecen la creación de una envolvente continua, minimizando los puntos conflictivos en los que se pueden producir filtraciones o fugas térmicas.

De esta manera, se garantiza que todas las secciones estén correctamente selladas logrando así una mejor eficiencia energética.

Los cerramientos utilizados son eficientes y están estratégicamente ubicados para sacarles el máximo partido. Las ventanas y puertas que instalamos en nuestros proyectos son de doble o incluso triple acristalamientoSu precisa alineación nos permite que la casa aproveche mejor la radiación solar (cuando puertas y ventanas están cerradas) y tenga una correcta ventilación natural (cuando están abiertas).

En invierno, la radiación solar caldea la vivienda, mientras que, en verano, los métodos de refrigeración pasivos la bloquean para evitar el sobrecalentamiento. Todas estas medidas garantizan un clima interior natural y agradable durante todo el año.

Un puente térmico es un punto donde se produce una rotura o un debilitamiento en la superficie aislante de la envolvente que protege un edificio. Este fallo provoca que el calor se escape durante el invierno o que entre en la vivienda durante el verano. Además, puede propiciar condensación, humedad o la aparición de hongos.

Para evitar estos inconvenientes, las estructuras de una Casa Pasiva están cuidadosamente diseñadas para garantizar el sellado permanente de todas las partes de la casa. Así se evitan las pérdidas de energía y la aparición de puntos de condensación a la vez que nos aseguramos de una mayor eficiencia energética.

Gracias al sistema de construcción que utilizamos y, en concreto, a la elección del aislamiento, de su espesor y de su continuidad en toda la envolvente, conseguimos una eficiencia energética y un confort extraordinarios.

La pérdida energética a través de fachadas, cerramientos, soleras y cubiertas es mínima. Los espesores doblan e incluso triplican los utilizados en casas convencionales para garantizar un confort térmico para los habitantes al mantener temperaturas cercanas a los 20º C incluso en las superficies de las paredes. Es precisamente este aislamiento continuo que recorre toda la envolvente térmica del edificio la que consigue evitar filtraciones o fugas de aire. La alta calidad de los aislamientos contribuye a su eficiencia energética, ya que permite mantener la temperatura con mayor facilidad y evita, al mismo tiempo, la contaminación acústica.

 

El sistema de ventilación mecánica de las Casas Pasivas es un factor clave para mantener la temperatura adecuada todo el año. La ventilación evita problemas de humedad, algo muy útil para cuidar de la salud de los ocupantes de la casa. Además, este sistema garantiza la durabilidad de los edificios al evitar su degradación por condensación, moho, etc.

El hecho de que usted no tenga que abrir las ventanas para ventilar es una ventaja, especialmente en invierno. La ventilación puede usarse durante la noche para disipar el calor que se ha acumulado durante el día en verano.

Su funcionamiento es sencillo. Por un lado, el sistema utiliza filtros instalados en las entradas y salidas de aire (ubicadas en puntos estratégicos de la casa) con el objetivo de purificar el aire procedente del exterior antes de que este entre en la vivienda. Esto garantiza un aire interior libre de impurezas.

Por otro lado, dependiendo de la estación del año en la que nos encontremos, el sistema realiza un intercambio de calor entre el aire que entra del exterior y el del interior de la vivienda con el fin de ahorrar energía para calentarla o enfriarla.

Por ejemplo, si es invierno y la temperatura del exterior es más fría que la del interior de la casa, el sistema recupera el calor del aire interior antes de expulsarlo de la vivienda y se lo cede al aire exterior para que este entre en la vivienda ya templado. En verano, el sistema funciona al revés: recupera el frío del aire interior y lo cede al aire exterior para que este entre en la vivienda más refrigerado.

NO TODAS LAS CASAS SON IGUALES

Una casa de la que sentirse orgulloso

Cada vez somos más conscientes de los peligros del cambio climático. Si queremos proteger el medioambiente necesitamos encontrar maneras nuevas y sostenibles de hacer las cosas.

Esto nos obliga a reflexionar no solo sobre cómo vivimos, sino también dónde vivimos. Porque una de las mejores opciones que tenemos para ayudar a frenar el cambio climático es elegir una casa que ha sido diseñada y construida para ahorrar energía.

Una Casa Pasiva es una construcción medioambientalmente responsable y sostenibleSu diseño, basado en la eficiencia energética, es capaz de reducir al mínimo su impacto medioambiental porque:

  • Utiliza materiales con la mínima huella de carbono obtenidos con una gestión sostenible.
  • Reduce drásticamente las emisiones de CO2 al emplear una cantidad de energía mínima.

Con la elección de una Casa Pasiva reducimos los consumos de energía y también sus costes.

Por tanto, obtenemos un beneficio doble:

  • Uno económico (al producirse una reducción drástica en nuestra factura de la luz).
  • Otro ecológico (al contribuir a la preservación del planeta).

A menudo, la decisión de elegir una Casa Pasiva es más simple que todo eso. Es el resultado lógico de hacerse a uno mismo una pregunta:

Waarom een ​​conventioneel huis bouwen als ik een veel comfortabeler en gezonder huis kan bouwen dat me geld zal besparen en het milieu en de toekomst van degenen van wie ik hou, zal beschermen?.

Sin lugar a dudas, elegir una Casa Pasiva es una elección responsable, inteligente y, sobre todo, sinónimo de una mayor calidad de vida.

Usted se sentirá orgulloso de haber construido una casa de estas características. Al igual que lo estarán las futuras generaciones.

¿Cuál de estas casas diría que es una Casa Pasiva?

Todas las casas anteriores son Casas Pasivas construidas o pendientes de construir en distintas partes del mundo.
¿Y cómo es posible si tienen estilos tan diferentes? Porque el concepto de Casa Pasiva no es un estilo de construcción. Todas las Casas Pasivas se someten a estrictos criterios de calidad, pero el estilo de su casa lo elige usted. Al no exigir ningún estilo constructivo en particular, su casa se puede adaptar a casi cualquiera. Por eso, en países como Alemania o Austria se construyen hospitales, guarderías, residencias universitarias, instalaciones deportivas o incluso hoteles siguiendo el estándar Passivhaus.

CUANDO EL DISEÑO, EL CONFORT Y LA ECOLOGÍA SE UNEN

¿Qué estilo quiere para su casa?

Si bien cada edificio debe adaptarse a su clima particular, el estándar encaja a la perfección con los diferentes tipos de construcción y con el estilo autóctono de cada lugar concreto.

Por tanto, es posible obtener todos los beneficios de una Casa Pasiva sin tener que renunciar a un diseño según sus preferencias

Si lo desea, podrá disfrutar de un hogar totalmente integrado en el entorno con un auténtico estilo arquitectónico mallorquín o mediterráneo. A simple vista, nadie sabrá que su casa es una Casa Pasiva.

ESTAMOS AQUÍ PARA AYUDARLE

Preguntas frecuentes

Para ahorrarle tiempo hemos recogido aquí las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros clientes sobre las Casas Pasivas. Si no encuentra aquí la respuesta a su pregunta

Lo cierto es que no. Es necesario hacer una distinción entre las Casas Pasivas y las Casas Pasivas certificadas como Passivhaus.

 

El estándar Passivhaus es la certificación de eficiencia energética más estricta y de mayor crecimiento en el mundo. El secreto de su éxito es muy simple: cumple lo que promete. Precisamente por esto, las casas que aspiran a tener ese sello oficial tienen que cumplir los exigentes criterios del Passivehaus Institute. Es decir, todas las casas Passivhaus son Casas Pasivas, pero no todas las Casas Pasivas son Passivhaus.

Esta distinción es importante, puesto que la certificación oficial garantiza que la vivienda cumple realmente con los requisitos de alta eficiencia energética. Esto provoca que las viviendas certificadas tengan un valor más alto en el mercado.

En Casal Mallorquí somos expertos en la construcción de Casas Pasivas certificadas por el Passivhaus Institute, por lo que podremos construir su casa para que obtenga la certificación oficial si así lo desea.

No, las Casas Pasivas no se calientan por sí solas. Pero están diseñadas y construidas de modo que su aislamiento tenga la capacidad de retener el calor y no dispersarlo. Esto hace que sea posible calentar las casas con una fuente de calor mínima. Lo mismo sucede para enfriarlas.

Es decir, las Casas Pasivas se calientan o enfrían ahorrando, reteniendo la máxima cantidad posible de calor o frío para obtener la máxima comodidad con un gasto mínimo.

Por supuesto que se pueden abrir las ventanas, pero en la práctica no se suele hacer porque no es necesario.

El sistema de ventilación mecánica renueva y purifica por completo el aire de la casa en dos o tres horas. El aire que acaban respirando los habitantes de la casa es un aire de una calidad superior al del exterior.

Una Casa Pasiva ahorra el 90 % de los costes de calefacción y refrigeraciónEstos ahorros compensan con el tiempo el ligero coste adicional de construcción.

Lo habitual es que estén amortizados antes de los 10 años. Aunque el precio de una casa depende de muchos factores (superficie, método de construcción, calidades, número de habitaciones, etc.) podemos estimar en 5 o 10 % ese coste adicional.

No obstante, debemos diferenciar aquí entre el precio y el valorAunque el precio de construcción de una Casa Pasiva puede ser ligeramente superior en términos económicos, debemos señalar que obtener una vivienda con un confort inigualable no tiene precio en términos de calidad de vida.

El estándar de construcción pasiva ha demostrado gran eficiencia, tanto en climas fríos como en climas cálidos.

Las Casas Pasivas están equipadas con un sistema doble de ventilación que le permite enfriar el aire interior de un modo muy sencillo. El aire fresco recogido del exterior durante la noche pasa directamente a la vivienda sin ser calentado por el aire caliente que sale de la vivienda.

El resultado es una temperatura ideal incluso en los días más calurosos de Mallorca.

Las Casas Pasivas se construyen con materiales similares a los de los hogares tradicionales, predominando los de origen natural como la madera.

En Casal Mallorquí, nos adaptamos tanto a las preferencias de aquellos clientes que prefieren construir su Casa Pasiva con materiales tradicionales como a las de aquellos que optan por construirla con una envolvente estructural íntegramente de madera. En ambos casos, el resultado final es un hogar acogedor con un aislamiento perfecto que favorece el bienestar de sus ocupantes, ya que la elección de unos materiales u otros no condiciona el estilo de la Casa Pasiva ni su efectividad energética..

Una vez finalizada la casa no es posible apreciar si una Casa Pasiva tiene una envolvente de madera o no (a menos que lo decidamos así para otorgar calidez al diseño). Es decir, la estética de una Casa Pasiva construida con una envolvente de madera no difiere en nada de la de una Casa Pasiva construida con materiales convencionales o incluso, de la de una casa convencional.

Ahora bien, no todas las opciones son igual de respetuosas con el medioambiente. En este sentido, la madera es, sin duda, la opción más recomendable. No podemos olvidar que la madera es un material 100 % renovable y sostenible, por lo que su uso consigue reducir nuestra huella ecológica, algo que no sucede con otros materiales.

Las principales fuentes de energía calórica de las Casas Pasivas son energías naturales como el sol, los electrodomésticos, la luz artificial y el propio calor corporal. Factores como los materiales y el espesor de las paredes o el aislamiento de ventanas, suelo y techo contribuyen a mantener una temperatura constante al evitar fugas de calor del interior al exterior en invierno o al revés en verano.

No suele ser necesario. Las Casas Pasivas eliminan el calor interior de la casa mediante estrategias que ayudan a refrigerar y a evitar el sobrecalentamiento.

Algunas de estas consisten en orientar la casa hacia el surutilizar vegetación que ayude a disminuir la temperatura interior de la vivienda y planificar zonas de sombra externas y protecciones solares como pérgolas, toldos, marquesinas, etc.

Además, el aislamiento y la distribución de ventanas y puertas están estudiados al detalle para reducir al máximo el uso de aire acondicionado. En su lugar, es posible hacer uso de la ventilación cruzada por las noches durante los meses de verano para mantener la temperatura óptima en la casa durante el día.

 

A partir del 31 de diciembre de 2020, será obligatorio que todas las casas de nueva construcción sean de consumo de energía casi nulo. Y, en breve, las leyes que protegen el medioambiente serán más estrictas y se extenderán incluso a las casas ya construidas.

De hecho, en Alemania, Bélgica y Austria ya hay zonas donde es obligatorio construir los edificios públicos siguiendo este estándar.

Adelantarse y construir en el presente la que será la casa del futuro le evitará las molestias de tener que adaptar su casa, dentro de unos años, a la nueva legislación. Es una oportunidad para ahorrarse mucho tiempo, dinero y molestias.

Inspírese viendo nuestras promociones

QUIERO VER TODAS LAS PROMOCIONES

¿Sigue teniendo alguna pregunta sobre las Casas Pasivas?

Estaremos encantados de responder a todas sus preguntas. Rellene el formulario. Le contestaremos en un máximo de 48 horas.

Comparar listados

Comparar